Formas de prevención de daño al sistema cardiovascular

Como ya se había mencionado previamente en el texto de “Cardiooncología en palabras

simples”, existen diversas formas en que el sistema cardiovascular se ve afectado por el tratamiento del cáncer y el cáncer en si. Sólo el hecho de tener cáncer provoca un deterioro de los factores de riesgo cardiovascular como por ejemplo aumento del colesterol malo (LDL), disminución del colesterol bueno (HDL), aumento del azúcar en la sangre (gliemia de ayuno), y estas alteraciones se perpetúan incluso después de haber ganado la batalla.

¿Cómo prevenir la afectación cardiovascular?

1. Consultar a un cardioonco: profesional indicado para evaluar sus factores de riesgo cardiovascular durante el proceso de tratamiento y luego en el período de sobreviviente de un cáncer.

2. Suspender el tabaco.

3. Actividad física: se puede realizar actividad física durante el tratamiento de quimioterapia en forma segura. Disminuye la inflamación producida por el cáncer y su terapia, previene el compromiso cardiovascular de ésta, disminuye el deterioro de capacidad física que se produce. Siempre es preferible realizarlo supervisado por un profesional capacitado. Idealmente en un programa de rehabilitación especializado mientras se esté en tratamiento. Hay una excelente columna de ejercicio y cáncer que recomiendo que la lean.

4. Medicamentos: hay algunos medicamentos con los que contamos que pueden ayudar a prevenir el daño que provocan las distintas quimioterapias en el corazón. Entre ellos están el carvedilol (bloqueador de la actividad de los receptores de adrenalina), el enalapril (si, el típico remedio para la hipertensión arterial) y la atorvastatina (farmaco para manejo del colesterol malo -LDL-). Cada uno tiene su uso particular y es muy importante pesquisar el momento de iniciarlos basándose en el perfil de riesgo de cada paciente.

5. Modificación de la terapia: esto se realiza en conjunto al equipo de oncólogos/ hematólogos y sólo si los beneficios de prolongar la infusión de la quimioterapia, disminuir la dosis, aplazar un ciclo o cambiar el medicamento, superan los riesgos de progresión del cáncer.

Es importante mencionar que esta prevención es para toda la vida ya que los efectos sobre el sistema cardiovascular pueden tardar hasta 15 años en aparecer. No siempre se mantendrán los medicamentos, pero si es importante mantener la actividad física, una dieta saludable y los controles regulares con su Cardiooncólogo preferido.



39 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo